Reciba actualizaciones gratis via email: DIGITE SU EMAIL:

domingo, 29 de diciembre de 2013

¿Quiénes fueron los Reyes Magos?

'El viaje de los Magos' (1894), Jacques-Joseph Tissot (1836-1902), pintor francés.
'El viaje de los Magos' (1894),
Jacques-Joseph Tissot (1836-1902), pintor francés.
UN ANTIGUO DOCUMENTO conservado en los Archivos Vaticanos lanza cierta luz, aunque indirecta y con las debidas cautelas, sobre la persona de los Reyes Magos que fueron a adorar al Niño Jesús en la gruta de Belén. La información fue difundida por muchos órganos de prensa y páginas de internet.

El documento es conocido como “La revelación de los Magos”. Probablemente sea algún “apócrifo”, nombre dado a los libros no incluidos por la Iglesia Católica en la Biblia. Por lo tanto, no son “canónicos”, a pesar de que puedan ser de algún autor sagrado.

“Canónico” deriva de “canon”, que es el catálogo de libros sagrados admitidos por la Iglesia Católica y que constituyen la Biblia. Este catálogo está definitivamente cerrado y no sufrirá modificación alguna. Existe una serie de argumentos profundos que justifican esta sabia decisión de la Iglesia.

domingo, 22 de diciembre de 2013

Feliz Navidad y próspero Año Nuevo!

Vea vídeo


AS CRUZADASCASTELOS MEDIEVAISCATEDRAIS MEDIEVAISHERÓIS MEDIEVAISORAÇÕES E MILAGRES MEDIEVAISCONTOS E LENDAS DA ERA MEDIEVALA CIDADE MEDIEVALJOIAS E SIMBOLOS MEDIEVAIS

Algunas antiguas leyendas de Navidad
de Francia e Inglaterra

Toque de campana que exorciza

“El momento en que el demonio finalmente queda reducido a la impotencia es el del redoblar del primer toque de la medianoche de Navidad”. (http://www.joyeux-noel.com)

La rabia del demonio

“Un antiguo cuento de Navidad nos presenta una descripción fuerte e ingenua de la rabia del demonio por la venida del Mesías:

“`Yo me enfurezco´.

El demonio, ciertamente, dentro de su corazón se enfurece, porque Dios viene en el presente a salvar a los hijos de Adán y de Eva, de Eva, de Eva.

Cantemos la Navidad en voz alta, salgamos de nuestra pesadilla, bendigamos la salvación de todos los hijos de Adán y de Eva, de Eva, de Eva”. (Biblia de las Navidades, p. 33.)





Sortilegios pierden el poder

“En Limousin, Francia, recorriendo los campos, se encuentra la creencia de que los maleficios, los sortilegios y todas las obras del espíritu del mal pierden su poder en la noche de Navidad; y que es permitido llegar hasta los tesoros más escondidos, pues la vigilancia de los monstruos – o de los seres preternaturales que los guardan – se vuelve nula, o su poder queda suspendido”. (M. G., de la Société Archéologique du Limousin)

domingo, 15 de diciembre de 2013

“Los 12 días de Navidad”: canción y catecismo secreto de los católicos perseguidos

São Gabriel, Rodez, França
San Gabriel, Rodez, Francia
Hay una linda música de Navidad inglesa titulada Twelve Days of Christmas (Los 12 días de Navidad), poco conocida entre nosotros, y que surgió durante la época de la persecución anglicana contra los católicos en aquel país, en el siglo XVI.

Con la seudoreforma protestante, países como Inglaterra, al abandonar el regazo de la Santa iglesia y caer en la herejía, comenzaron a perseguir a los católicos, tornando casi imposible la práctica de la verdadera Religión.

Para comunicar a los fieles la sana doctrina y poder celebrar sin miedo de represalias la Navidad del Salvador, según la tradición de la Santa Iglesia, católicos ingleses compusieron esa música, que es un catecismo secreto, en cuanto expresa en símbolos la realidad de nuestra fe.

Fue también utilizada muchas veces por los católicos durante las persecuciones anticristianas y antimonárquicas de la Revolución Francesa.

lunes, 2 de diciembre de 2013

El retorno de las palomas a la catedral de Dijon

Las gárgolas de la catedral de Dijon sentían mucho frío en Navidad
Las gárgolas de la catedral de Dijon sentían mucho frío en Navidad
En Borgoña, las piedras nunca son blancas por voluntad de Dios.

Al contrario, con el pasar de los años y de los siglos quedan bien grises y hasta negras.

En lo alto de la catedral de Dijon, las gárgolas – aquellas esculturas de animales quiméricos colocadas para que caigan las aguas de lluvia y cualquier otra suciedad que éstas arrastren del tejado – siempre bien alineadas, estaban más que feas.

Peor. Se sentían enfermas y tristes en su pétreo silencio. Por obra de los entalladores, tenían formas de diablos, monstruos y animales horribles.

El viento, la lluvia, las heladas, los humos, todo contribuía para dejarlas peores, repulsivas y decadentes.

Sucedía también – y nadie sabía explicar – que las palomas habían disminuido en número, hasta el punto de casi desaparecer.

Sólo quedaban algunas, pero estaban viejas y enfermas. Ya no se veían sus figuras blancas en el cielo y en los gajos de los árboles.

 
ASSINE