Reciba actualizaciones gratis via email: DIGITE SU EMAIL:

domingo, 29 de diciembre de 2013

¿Quiénes fueron los Reyes Magos?

'El viaje de los Magos' (1894), Jacques-Joseph Tissot (1836-1902), pintor francés.
'El viaje de los Magos' (1894),
Jacques-Joseph Tissot (1836-1902), pintor francés.
UN ANTIGUO DOCUMENTO conservado en los Archivos Vaticanos lanza cierta luz, aunque indirecta y con las debidas cautelas, sobre la persona de los Reyes Magos que fueron a adorar al Niño Jesús en la gruta de Belén. La información fue difundida por muchos órganos de prensa y páginas de internet.

El documento es conocido como “La revelación de los Magos”. Probablemente sea algún “apócrifo”, nombre dado a los libros no incluidos por la Iglesia Católica en la Biblia. Por lo tanto, no son “canónicos”, a pesar de que puedan ser de algún autor sagrado.

“Canónico” deriva de “canon”, que es el catálogo de libros sagrados admitidos por la Iglesia Católica y que constituyen la Biblia. Este catálogo está definitivamente cerrado y no sufrirá modificación alguna. Existe una serie de argumentos profundos que justifican esta sabia decisión de la Iglesia.

domingo, 22 de diciembre de 2013

Feliz Navidad y próspero Año Nuevo!

Vea vídeo


AS CRUZADASCASTELOS MEDIEVAISCATEDRAIS MEDIEVAISHERÓIS MEDIEVAISORAÇÕES E MILAGRES MEDIEVAISCONTOS E LENDAS DA ERA MEDIEVALA CIDADE MEDIEVALJOIAS E SIMBOLOS MEDIEVAIS

Algunas antiguas leyendas de Navidad
de Francia e Inglaterra

Toque de campana que exorciza

“El momento en que el demonio finalmente queda reducido a la impotencia es el del redoblar del primer toque de la medianoche de Navidad”. (http://www.joyeux-noel.com)

La rabia del demonio

“Un antiguo cuento de Navidad nos presenta una descripción fuerte e ingenua de la rabia del demonio por la venida del Mesías:

“`Yo me enfurezco´.

El demonio, ciertamente, dentro de su corazón se enfurece, porque Dios viene en el presente a salvar a los hijos de Adán y de Eva, de Eva, de Eva.

Cantemos la Navidad en voz alta, salgamos de nuestra pesadilla, bendigamos la salvación de todos los hijos de Adán y de Eva, de Eva, de Eva”. (Biblia de las Navidades, p. 33.)





Sortilegios pierden el poder

“En Limousin, Francia, recorriendo los campos, se encuentra la creencia de que los maleficios, los sortilegios y todas las obras del espíritu del mal pierden su poder en la noche de Navidad; y que es permitido llegar hasta los tesoros más escondidos, pues la vigilancia de los monstruos – o de los seres preternaturales que los guardan – se vuelve nula, o su poder queda suspendido”. (M. G., de la Société Archéologique du Limousin)

domingo, 15 de diciembre de 2013

“Los 12 días de Navidad”: canción y catecismo secreto de los católicos perseguidos

São Gabriel, Rodez, França
San Gabriel, Rodez, Francia
Hay una linda música de Navidad inglesa titulada Twelve Days of Christmas (Los 12 días de Navidad), poco conocida entre nosotros, y que surgió durante la época de la persecución anglicana contra los católicos en aquel país, en el siglo XVI.

Con la seudoreforma protestante, países como Inglaterra, al abandonar el regazo de la Santa iglesia y caer en la herejía, comenzaron a perseguir a los católicos, tornando casi imposible la práctica de la verdadera Religión.

Para comunicar a los fieles la sana doctrina y poder celebrar sin miedo de represalias la Navidad del Salvador, según la tradición de la Santa Iglesia, católicos ingleses compusieron esa música, que es un catecismo secreto, en cuanto expresa en símbolos la realidad de nuestra fe.

Fue también utilizada muchas veces por los católicos durante las persecuciones anticristianas y antimonárquicas de la Revolución Francesa.

lunes, 2 de diciembre de 2013

El retorno de las palomas a la catedral de Dijon

Las gárgolas de la catedral de Dijon sentían mucho frío en Navidad
Las gárgolas de la catedral de Dijon sentían mucho frío en Navidad
En Borgoña, las piedras nunca son blancas por voluntad de Dios.

Al contrario, con el pasar de los años y de los siglos quedan bien grises y hasta negras.

En lo alto de la catedral de Dijon, las gárgolas – aquellas esculturas de animales quiméricos colocadas para que caigan las aguas de lluvia y cualquier otra suciedad que éstas arrastren del tejado – siempre bien alineadas, estaban más que feas.

Peor. Se sentían enfermas y tristes en su pétreo silencio. Por obra de los entalladores, tenían formas de diablos, monstruos y animales horribles.

El viento, la lluvia, las heladas, los humos, todo contribuía para dejarlas peores, repulsivas y decadentes.

Sucedía también – y nadie sabía explicar – que las palomas habían disminuido en número, hasta el punto de casi desaparecer.

Sólo quedaban algunas, pero estaban viejas y enfermas. Ya no se veían sus figuras blancas en el cielo y en los gajos de los árboles.

lunes, 25 de noviembre de 2013

Los pastores de Belén – Cuento de Navidad

Anuncio a los pastores.  Universidad de California-Berkeley UCB029
Anuncio a los pastores.
Universidad de California-Berkeley UCB029
En aquella noche misteriosa, cubierta de nubes, un grupo de pastores tenía una sensación diferente de tranquilidad interna en sus almas.

Algo iba a suceder, pero ninguno de ellos se atrevía a expresar a los otros aquello que pensaba ser un sentimiento meramente personal.

Sentados en rueda, conversaban sobre la lluvia que podría caer durante la madrugada y la atención redoblada que tendrían que tener para cuidar de sus ovejas.

Pero aquella noche misteriosa parecía que deseaba revelarles un secreto, y a medida que el tiempo pasaba una mezcla de temor y alegría los inundaba cada vez más.

Aunque exteriorizasen unos a los otros las preocupaciones con la lluvia, sus atenciones secundarias estaban dirigidas a aquella serena sensación interna, llena de calma y alegría.

El silencio, muchas veces, es la primera actitud del alma frente al misterio, cuando éste se presenta cargado de una belleza inefable.

Todo misterio tiene algo de oscuro como la noche. Cuando es obra de la gracia, ese oscuro es acompañado por estrellas radiantes que hacen al alma entrever, a pesar de lo oscuro del misterio, la luz de la verdad inalcanzable por la razón.

lunes, 18 de noviembre de 2013

Santa María, estrella del día

Virgen de Covadonga. Covadonga, Asturias, España.
Cantiga 100; "Santa María, estrella del día". De las Cantigas de Santa Maria, de  Alfonso X, el Sabio, rey de León y Castilla (1221-1284).

Santa María, estrella del día, muéstranos la vía para Dios, y guíanos.

Porque haces ver a los errados, que se perdieron por sus pecados, y les haces entender que son culpables; pero que Tú los perdonas de la osadía que les hacía hacer locuras que no debieran.

Debes mostrarnos el camino, para ganar por todos modos la luz sin par y verdadera que sólo Tú puedes darnos; porque, a Ti, Dios te lo concedería y quería darnósla por Ti, y nos la daría.

Tu juicio puede guiarnos, más que en nada, al Paraíso donde Dios tiene siempre gozo y sonrisa para quien quiso creer en El; y me placería, si a Ti te place, que fuese mi alma en tu compañía.

Video: Santa María Estrella del día





AS CRUZADASCASTELOS MEDIEVAISCATEDRAIS MEDIEVAISHERÓIS MEDIEVAISORAÇÕES E MILAGRES MEDIEVAISCONTOS E LENDAS DA ERA MEDIEVALA CIDADE MEDIEVALJOIAS E SIMBOLOS MEDIEVAIS

lunes, 11 de noviembre de 2013

El Castillo de Coca y el castillo ideal que está en los posibles de Dios

El castillo de Coca: como si por arriba de él flotase un super-castillo ideal
El castillo de Coca: como si por arriba de él flotase un super-castillo ideal

El castillo de Coca, situado en la provincia de Segovia, España, fue construido en el siglo XV y es propiedad de la Casa de Alba, una de las más augustas familias nobles de España, que se lo prestó al Gobierno hasta el año 2054.

Castelo de Coca: antiga ponte levadiça e grade defensiva
Castillo de Coca: antiguo puente defensivo y reja de hierro
Reposa en un meandro del río Voltoya, rodeado por un ancho y profundo foso.

Fue hecho de ladrillos por razones decorativas, pero la piedra aparece en muchas partes.

El sistema defensivo prevalece sobre otras consideraciones y consta de tres partes: el foso y dos recintos amurallados con torreones. Un puente defensivo que pasa sobre el foso y lleva al primer recinto amurallado.

Pero la defensa no para ahí: quien entra encuentra todavía un obstáculo importante: una puerta en forma de reja de hierro que cierra el pasaje hacia el patio de armas.

Castelo de Coca: torre de menagem à direita da foto
Castillo de Coca: la torre de homenaje a la derecha de la foto
En las esquinas hay torreones, pero la mayor es la torre de homenaje. 

En su interior, una estrecha escalera de caracol permite el pasaje para la capilla, la sala de armas y otros cómodos.

La sala de armas tiene una bóveda con nervaduras góticas. 

Desde lo alto de la torre de homenaje se divisan los castillos de Cuéllar e Íscar.

Don Alonso de Fonseca, obispo de Ávila y arzobispo de Sevilla, obtuvo en 1453 el permiso real para edificarlo, pero fue su sobrino Alonso de Fonseca y Acevedo que inició la construcción en 1473.

Castelo de Coca: a graça de Deus nos solicita a ver  acima do castelo um super-castelo ideal.
Castillo de Coca: la gracia de Dios nos convida
a ver más allá del castillo material un super-castillo ideal.
El castillo fue marco de fiestas y solemnidades célebres en la historia española.

Más allá de las vicisitudes de la historia, Coca inspira una imagen que el espíritu humano crea para sí, de un orden hipotético, no existente.

A partir de aspectos fugaces, de destellos del castillo, nosotros somos convidados a elaborar un modo de ver el castillo

E imaginamos hasta un trans-castillo, un super-Coca que habita en un espacio que podemos llamar de trans-esfera, que de hecho no existe.

Pero esa trans-esfera convida a caminar mucho en dirección a Dios. Y a destacar todas las cosas del mundo real e ir constituyendo una orden en esta tierra que tiene más de lo celeste que de lo terrestre.

Los castillos medievales convidan a pensar en los super-castillos que Dios podría hacer e que nosotros imaginamos a partir de los castillos que ya existen.

Así, esos castillos posibles viven de algún modo en nosotros. Y nos proporcionan modelos ideales para los cuales debemos tender y que inspiraron a los constructores de castillos materiales.

Cuando esos posibles relucen en nosotros, nos dan la idea del palacio interior que cada uno debe construir dentro de sí mismo.

Trans-castelos ideais: um degrau para subir à ordem sobrenatural
Trans-castillos ideales son un paso para subir a consideraciones sobrenaturales
La gracia divina nos convida a realizar eso. Hay algo de la vida del propio Dios que es la gracia, que nos solicita a ver todas las cosas así. A ver en el castillo, por sobre él, el super-castillo.

Por lo tanto, la trans-esfera donde existen esos trans-castillos irreales nos proyecta al orden sobrenatural.

Y allí nosotros nos tornamos de algún modo ciudadanos del palacio o de la ciudad que aún no construimos.

Esa ciudad ideal que aún no construimos, de algún modo ya vive y existe en nosotros.



AS CRUZADASCASTELOS MEDIEVAISCATEDRAIS MEDIEVAISHERÓIS MEDIEVAISORAÇÕES E MILAGRES MEDIEVAISCONTOS E LENDAS DA ERA MEDIEVALA CIDADE MEDIEVALJOIAS E SIMBOLOS MEDIEVAIS

lunes, 4 de noviembre de 2013

Comercio, sindicatos y producción en la Edad Media:
actividad sin agitación

En las aguas plácidas de los canales de la ciudad belga de Gand, se reflejan hace siglos las fachadas típicas de algunos edificios de la Edad Media y del Renacimiento.

Edificios que dan una singular impresión de equilibrio arquitectónico, por el contraste armónico entre su masa imponente, grave y sólida, y la decoración rica, variada y casi caprichosa de sus fachadas.

¿Para que sirvieron primitivamente estos edificios tan recogidos y casi diríamos tan pensativos?

¿Residencias patricias? ¿Centros de estudios?

No. Estaban ocupados por entidades de cuño corporativo.

En el extremo derecho, la sede de la Corporación de los Barqueros Libres.

En seguida, la casa de los Medidores de Granos, próxima al pequeño edificio de la Aduana, donde los mercaderes medievales venían a declarar sus mercancías.

Más allá, el Granero y, por fin, la Corporación de los Albañiles. Por lo tanto, casas de trabajo y de negocios. En estas casas la historia nos dice que se desarrolló una actividad de las más intensas y productivas.

Pero la producción económica todavía no estaba rodeada por las influencias materialistas de hoy, y por esto ella se hacía en un ambiente de calma, de pensamiento y de fino gusto, y no en la atmósfera febril, agitada, irreflexiva y proletarizante que tantas veces la marca en nuestros días.

¿Quién imaginaría para edificios burgueses tanta nobleza, y para corporaciones de trabajo tan buen gusto? Más que un problema de arte, éste es un problema de mentalidad.

Según una concepción espiritual, el mejor modo de actuar humano se hace con la mente, y por esto la producción económica da lo mejor de sí misma, como calidad e incluso como cantidad, cuando es hecha en la calma, sin ocio y en el recogimiento meditativo.

Según una concepción materialista, vale más la cantidad que la calidad, la actuación del cuerpo que la del alma, la correría que la reflexión, y la super excitación nerviosa que el pensamiento auténtico.

Y de ahí procede la atmósfera agitada de ciertas bolsas o de ciertas grandes arterias modernas

La super excitación de los ambientes corresponde a la de los hombres, como el efecto a la causa.

«Los síndicos de los mercaderes de tejidos», Rembrandt
Todos conocemos este tipo de businessman que mastica chicle, mordisquea la punta de sus puros, quizá se muerde las uñas, golpea con los pies en el suelo, es hipertenso, cardíaco, neurótico..

Como es diferente este tipo humano, de los burgueses plácidos, estables, dignos, prósperos, y de mirada inteligente, que el pincel de Rembrandt nos presenta en el admirable cuadro llamado «Los síndicos de los mercaderes de tejidos».

Fueron hombres de estos que, con medios de comunicación todavía inciertos y lentos, extendieron en todas direcciones la red de sus actividades y lanzaron las bases del comercio moderno.

Su obra, entre tanto fue realizada en la tranquilidad y casi diríamos en el recogimiento. Ellos todavía reflejan la atmósfera peculiar de los antiguos edificios que analizamos.

Lección fecunda para nuestro pobre mundo cada vez más devastado por las neurosis.

(Autor: Plinio Corrêa de Oliveira, Catolicismo n° 92 agosto de 1958).



AS CRUZADASCASTELOS MEDIEVAISCATEDRAIS MEDIEVAISHERÓIS MEDIEVAISORAÇÕES E MILAGRES MEDIEVAISCONTOS E LENDAS DA ERA MEDIEVALA CIDADE MEDIEVALJOIAS E SIMBOLOS MEDIEVAIS

 
ASSINE