Reciba actualizaciones gratis via email: DIGITE SU EMAIL:

martes, 24 de enero de 2012

Castillo de Neuschwanstein: el sentido del combate y de la dignidad hidalga

El castillo de Neuschwanstein fue construido por el rey Luis II da Baviera (1845-1886).

Corresponde a una concepción romántica y wagneriana de la Edad Media.

El hombre que lo imaginó quiso reflejar todo el espíritu medieval, o sea, el sentido del combate y de la dignidad hidalga del hombre de la Edad Media.

El castillo está situado en un panorama extremamente favorable: una extensa cadena montañosa, que se prolonga y que va descendiendo.

En una especie de cúspide en relación a todo lo que lo circunda.

Él tiene como fondo de cuadro dos aspectos bonitos de la naturaleza:

‒ los lagos en lo alto de la montaña, siempre con agua purísima

‒ y una floresta.

No es una floresta virgen aunque sea densa y fuerte.

Sin embargo, da la sensación de estar delante de una floresta virgen.

Veja vídeo
Neuschwanstein:
el sentido del combate
y de la dignidad hidalga
La primera impresión es causada por el juego de las torres.

La torre más alta parece desafiar a las montañas de atrás, como quien dice:

“Yo estoy en la cúspide del orbe, más de que yo no hay nadie”.

El cuerpo principal del castillo, constituido de varios pisos, es el trazo de unión entre los dos edificios que terminan también en torres, pero desiguales.

La entrada del castillo recoge toda la atmósfera de grandeza.



La grandeza reside como en un recipiente representado por el patio interno.

Él es de piedra o de ladrillo rojizo, con un portal magnífico.

Se tiene la impresión de algo jerárquico.

De la gran terraza se domina el panorama de la naturaleza.

El castillo tiene un aspecto altamente jerárquico.

Neuschwanstein encarna la grandeza.

Grandeza que tiene grados hasta tocar a los hombres más pequeños.

El castillo ofrece una protección a quien quiera entrar en él con buena intención, pero, expresa una amenaza para quien desea entrar con mala intención.

Porque el castillo revela algo de fortaleza y algo de prisión.

Se percibe la existencia de siniestras mazmorras para castigar al crimen.

Neuschwanstein es un castillo altamente simbólico.

(Plinio Corrêa de Oliveira, “Catolicismo”, octubre de 2001)

Video: Neuschwanstein
Si su email no exhibe correctamente el vídeo CLIQUE AQUI




AS CRUZADASCASTELOS MEDIEVAISCATEDRAIS MEDIEVAISHERÓIS MEDIEVAISORAÇÕES E MILAGRES MEDIEVAISCONTOS E LENDAS DA ERA MEDIEVALA CIDADE MEDIEVALJOIAS E SIMBOLOS MEDIEVAIS

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
ASSINE